Sala de 4 años

Sala de 4 años

Sala de 4 años

  

Ratoncitos: Grupo de hasta 16 alumnos de 4 años.

Los logros son:


DESARROLLO PSICOMOTOR


  • Adquisición y consolidación de la dominancia lateral, la cual posibilita la orientación espacial y consolida la estructuración del esquema corporal. Desde los cuatro a los cinco años, el niño parece señalar un perfeccionamiento funcional, que determina una motilidad y una sinestesia más coordinada y precisa en todo el cuerpo.
  • La motricidad fina adquiere un gran desarrollo.
  • El desarrollo de la lateralidad lleva al niño/a a establecer su propia topografía corporal y a utilizar su cuerpo como medio de orientarse en el espacio.
  • Recorta con tijera.
  • Por su madurez emocional, puede permanecer más tiempo sentado aunque sigue necesitando movimiento.
  • Representación figurativa: figura humana.

 


DESARROLLO COGNITIVO


  • Gran fantasía e imaginación.
  • Omnipotencia mágica (posibilidad de alterar el curso de las cosas).
  • Finalismo: todo está y ha sido creado con una finalidad.
  • Animismo: atribuir vida humana a elementos naturales y a objetos próximos.
  • Sincretismo: imposibilidad de disociar las partes que componen un todo.
  • Realismo infantil: sujeto a la experiencia directa, no diferencia entre los hechos objetivos y la percepción subjetiva de los mismos (en el dibujo: dibuja lo que sabe).
  • Progresivamente el pensamiento se va haciendo más lógico.
  • Conversaciones.
  • Seriaciones.
  • Clasificaciones.

 


DESARROLLO LINGÜÍSTICO


  • Comienzan a aparecer las oraciones subordinadas causales y consecutivas.
  • Comienza a comprender algunas frases pasivas con verbos de acción (aunque en la mayoría de los casos supone una gran dificultad hasta edades más avanzadas, por la necesidad de considerar una acción desde dos puntos de vista y codificar sintácticamente de modo diferente una de ellas).
  • Puede corregir la forma de una emisión aunque el significado sea correcto.

 


DESARROLLO PERSONAL-SOCIAL


  • Más independencia y seguridad en sí mismo.
  • Pasa más tiempo con su grupo de juego.
  • Aparecen terrores irracionales.
  • Tiene amigos imaginarios.
  • Aprecia ser elogiado por sus éxitos.
  • Necesita oportunidades para sentirse más libre e independiente.
  • Los juegos y otras actividades ayudan a los niños a aprender a tomar turnos.
  • Es capaz de participar en juegos grupales que tienen reglas, aunque éstas pueden cambiar con la frecuencia que imponga el niño más dominante. Es común, en grupo de niños  pequeños, ver surgir a un niño dominante que tiende a "mandar" a los demás sin mucha resistencia por parte de los otros niños.

 

 

GALERIA DE IMAGENES

Todos los derechos reservados - Jardín Materno Infantil Bomboncitos © Copyright 2012 | Acceso al Administrador